Barranco del Infierno

Debes solicitar una autorización previa por escrito a través del sitio web oficial.

Pico del Teide

Debes solicitar una autorización previa por escrito a través del sitio web oficial.

La Fortaleza

El camino de la fortaleza es una ruta a pie muy simple a través del Parque Nacional del Teide. Es una excelente caminata para hacer con niños, ya que la mayoría de las veces corre plana y no presenta ninguna dificultad.

Paisaje lunar

Oculto en medio de un bosque de pinos verde claro, se encuentra uno de los secretos naturales más relevantes del sur de Tenerife: el paisaje lunar blanco de Vilaflor. La fuerza de los agentes atmosféricos ha dado vida, hace 500.000 años, a un onírico paisaje de conos de piedra pómez blanca, que recuerda los castillos de arena que cuando éramos niños. Febrero es el mes ideal para realizar este sendero. Los árboles de almendro están en plena floración y tiñen parte del recorrido con unas hermosas tonalidades entre el blanco y el rosa.

Montaña Chinyero

Esta ruta circular comienza en el municipio de Santiago del Teide, rodea el volcán Chinyero y cruza el pueblo de Las Manchas. La caminata se extiende en un enclave paisajísticamente único, gracias al contraste generado  por el verde de la corona forestal y los restos de ceniza y lava que yacen en el suelo desde el 1909, fecha de la última erupción del volcán. Si hace buen tiempo, incluso se puede ver la isla de La Gomera al horizonte.

Malpaís de Güímar

El Malpaís de Güímar es una reserva natural especial de gran importancia ecológica que fue declarada área protegida en 1987. El clima templado de la región lo convierte en un hábitat maravilloso para una gran cantidad de especies endémicas. Este paisaje volcánico único, que se extiende desde Montaña Grande hasta la costa, es un espectáculo ideal para ver con niños que amen estar a contacto con la naturaleza salvaje y que estén acostumbrados a caminar por senderos abruptos.

La Caldera

Hermoso camino circular que atraviesa la Caldera por debajo de "los órganos", un conjunto de rocas basálticas con una forma muy peculiar que recuerda este instrumento musical. Es una ruta muy simple y bien marcada (PR-TF 35), que recomendamos especialmente en unas vacaciones con niños.

Barranco de Ruíz

Ruta intermedia que pasa por el barranco de Ruíz y termina en San Juan de la Rambla, uno de los pueblos costeros más bellos del norte de la isla. El sendero presenta alguna dificultad solamente en el tramo inicial donde la pendiente es muy pronunciada. El resto del tiempo discurre por vías anchas y cómodas, incluso asfaltadas.

Afur

Estos dos senderos que te proponemos comienzan en el caserío de Afur. Ambos están perfectamente señalizados y comienzan en el estacionamiento del pueblo. El primero llega simplemente a la playa de Tamadite, mientras que el largo continúa hasta llegar a Taganana y luego regresa al punto de partida. El paisaje es muy hermoso y al final del barranco corre un pequeño arroyo que, en temporada de lluvia, crea pequeñas cascadas y piscinas naturales, algunas lo suficientemente grandes como para bañarse y refrescarse durante la caminata.

Sendero de los Sentidos

Desde el parking de la Cruz del Carmen parten 3 cortas rutas conocidas como El Sendero de los Sentidos que transcurren por un antiguo camino real que en el pasado unió los pueblos de Anaga con San Cristóbal de La Laguna. Cada uno de los senderos ofrece diferentes experiencias para despertar tus sentidos, como el olfato y el tacto, y te permite descubrir la laurisilva canaria, formaciones boscosas comunes solo en el área de la Macaronesia que se remontan al período Terciario.

Antequera

El camino en algunos tramos es fácil de perder, presta mucha atención y usa siempre que puedas el GPS.

Chamorga

Si ha llovido, te recomendamos que hagas la ruta en el sentido opuesto. La subida es más dura, pero más segura.

Bosque Encantado (El Pijaral)

Debes solicitar autorización previa (mínimo dos semanas antes) a través de este enlace.

Sámara

Todo el recorrido se realiza a la sombra del majestuoso Teide y de su "padre" el Pico Viejo, caminando entre pinos canarios y piroclastos de diferentes tamaños. El sendero está muy bien señalizado y es una excelente alternativa si se quiere disfrutar de un paisaje único en su género y sin las aglomeraciones turísticas que suelen invadir el área de las Cañadas del Teide.